lunes, 28 de diciembre de 2015

Especial: El mejor cine de 2015 en 10 películas

Atopeconlacope

Para cerrar el año me hago un hat-trick y aquí lleváis mi tercera entrada del mes, un logro sin precedentes, al cual no debéis acostumbraros. Hace unos días recogía el mejor rock de 2015 en cinco canciones alucinantes y ahora es el turno del otro protagonista del blog, el cine. Como en la otra lista, están enumeradas por orden cronológico y tengo en cuenta su estreno en España, me da igual que llegara a los cines americanos en 1999. Así que sin más rodeos, os dejo con las diez mejores películas del año:

The Imitation Game (1 de enero)
El biopic de Alan Turing cumple las expectativas de sobra con un montaje inteligente y elegante por detrás y por delante, una historia que a priori densa se digiere con facilidad y sobre todo, por las brillantes actuaciones de Benedict Cumberbatch y Keira Knightley.


Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) (9 de enero)
Alejandro González Iñárritu nos vuelve a demostrar que es un gran referente en lo que a la dirección se refiere, te puede gustar más o menos, pero es innegable que este cabronazo arriesga e intenta innovar. Birdman es una genialidad, una experiencia única. Además, Michael Keaton está "genio y figura".


Corazones de acero (9 de enero)
Una película que huye de patriotismos forzados, romances y demás tópicos. Aquí sólo importa sobrevivir y David Ayer te lo muestra más crudo que el sushi. Poco más de dos horas intensas que pasan en un "plis plas". Resaltar dos escenas que me dejaron más nervioso que a Frodo en una joyería: el combate tanque a tanque, y el "momento familiar" con las dos alemanas cuando llegan los colegas. ¡Joder!


Whiplash (16 de enero)
Cine puro y duro. Te dejará extasiado, te derrumbará moralmente y aún así, querrás aprender a tocar la batería o darle una oportunidad al jazz. ¡Qué barbaridad! Una joya que te atrapa y cuando acaba sigues ahí, dándole vueltas, fascinado. Para colmo, J.K. Simmons decide sacársela y refregártela con una actuación memorable.


La teoría del todo (16 de enero)
No me llamaba mucho la idea de darle una oportunidad, pero... ¡qué cojones! Eddie Redmayne se sale, es un gustazo su interpretación, merecidamente premiada. El biopic se centra más en lo personal que en lo científico, así que si no lo has visto, ya te aviso de que te pondrá más tierno que un peluche.


Vengadores: La era de Ultrón (30 de abril)
Una vez más llegaba el momento de Marvel. Una vez más los Vengadores. Y una vez más triunfaron como Los Chichos. Un comienzo extraordinariamente orquestado abre la veda, presentando a todos los personajes con un plano secuencia de infarto. Más explosiones, más peones en la partida, más todo. ¡Un espectáculo!


Mad Max: Furia en la carretera (15 de mayo)
Como ya dije en Twitter, ver este derroche de cine es como ir a un jodido concierto de Rock 'n' Roll: explosiones, guitarrazos y sobredosis de adrenalina. George Miller nos transmite una fuerza con 70 años que más quisieran muchos chavales de 20. En el reparto, Tom Hardy consigue que no echemos de menos a Mel Gibson (que ya es decir), pero no os equivoquéis, aquí manda Charlize Theron.


Del revés (17 de julio)
Cuando Pixar llama, hay que responder. En plena época estival nos llegaba su último trabajo, una película inteligente, original y divertida. Los enanos la van a disfrutar, pero si eres un puretilla te dará que pensar e irás creciendo con Riley, te hará sentir todas esas emociones que para bien o para mal todos hemos sentido.


La visita (11 de septiembre)
A mí me dejáis de rollos con Shyamalan, este tío ha demostrado de sobra que es un monstruo, aún teniendo algunos truños importantes. Ahora vuelve con fuerza y fresco, se nota que disfruta, tiene un rollo acojonante. Hay tensión, pero también risas, consiguiendo una mezcla perfecta. Y el final es crema suprema, no me lo esperaba ni de coña, si tú lo adivinaste eres un máquina.


Marte (16 de octubre)
Si antes he defendido a Shyamalan, aquí me pongo el cuchillo entre los dientes. Estáis leyendo a un tío que disfrutó con 'Prometheus' y flipó con 'El consejero', así que con mi Ridley Scott poquito. 'Marte' es un jodido peliculón, una gozada. Ahora, de repente, hay por ahí muchos "Sheldon Cooper" que le ponen pegas a todo y se han olvidado de lo que es disfrutar una película. ¡Joder! Para terminar, cierro con sangre y sudor dejando claro que Matt Damon está aquí para que le comamos los huevos. ¡Grande!


¡No dudéis en comentar y dejar vuestras películas favoritas del año! Por mi parte, ahora me voy a fumar un cigarrito, que vaya pechá me he pegao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada